El merendero “Luz de Esperanza” brinda tardes de juegos y una taza de leche caliente

Nombre de archivo :DSCN0468.JPG Tamaño de archivo :1.1 MB (1110864 Bytes) Fecha de la fotografía :0000/00/00 00:00:00 Tamaño de imagen :2048 x 1360 Resolución :72 x 72 ppp Número de bits :canal de 8 bits Atributo Protección :Desactivado Atributo Ocultar :Desactivado ID de la cámara :N/A Modelo :E995 Modo Calidad :FINO Modo Medición :Multipatrón Modo Exposición :Prioridad de abertura Flash :No Distancia focal :11.3 mm Velocidad del disparador :1/54.2segundo Abertura :F2.9 Compensación de exposición :0 EV Balance del blanco fijo :Luz del sol directa Objetivo :Incorporado Modo de sincronización del flash :N/A Diferencia de exposición :N/A Programa flexible :N/A Sensibilidad :ISO400 Nitidez :Automático Modo Curva :N/A Modo Color :COLOR Compensación de tono :AUTOMÁTICO Latitud (GPS) :N/A Longitud (GPS) :N/A Altitud (GPS) :N/A

El merendero “Luz de Esperanza” comenzó este lunes 8 de julio a brindar una taza de leche a los niños y niñas del barrio sur de Aranguren. La iniciativa tiene como objeto que durante las vacaciones de invierno los chicos puedan disfrutar todos los días de 15:30 a 17 en el parque del barrio de una jornada llena de juegos, canciones y lecturas de cuentos.

Marcela Vega es una de las impulsoras de este merendero y sostuvo: “Este es un proyecto que tenemos cinco madres del barrio sur y que tendrá lugar en vacaciones de invierno ya que la escuela primaria tiene su periodo de receso y queremos brindarle un espacio a los chicos”.

Asimismo, debido a las bajas temperaturas propias de esta estación del año, Vega referenció: “Tenemos en funcionamiento el baúl del abrigo para ofrecerle a quien lo necesite una prenda”. En ese sentido, manifestó que quienes deseen donar ropa de invierno será bienvenida para continuar la reposición a medida que se le da a un/a niño/a.

Vega también solicitó la colaboración de los vecinos  para contar con los comestibles que se requieren para una merienda, tales como: galletitas, leche, pan, mermelada, harina, cacao, azúcar, entre otros.

Para saber más detalles acerca de la iniciativa adjuntamos la palabra de Vega.